Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Como es habitual por el efecto del cambio horario, ahora tenemos siete horas menos en Chicago, a primera hora de la mañana, pasadas las cinco, estábamos despiertos. Poco después de las seis, en la calle.

A esas horas y un domingo, la ciudad estaba vacía. Una gozada recorrer Chicago desierto:

Chicago desierto un domingo

Chicago desierto un domingo

Después de un café en el Dunkin Donuts, al inicio oficial de la ruta, hay que “renovar nuestros votos”, pero antes Mamen ha tenido que sujetar los bichos sueltos que hay por Chicago:

Mamen sujetando a los leones

Mamen sujetando a los leones

Incio de la ruta Adams Street

Incio de la ruta Adams Street

Lo de salir juntos en las fotos no es fácil. Con nuestro dominio del idioma, los amables ciudadanos con los que nos cruzamos o tienen pinta de salir corriendo con la cámara y no les decimos nada, o nos sacan abrazaditos como pareja de hecho en viaje de novios y no se ve el cartel o se ve el cartel y no salimos nosotros. Vamos, como el infierno español: un día no hay fuego, otro no hay perola, …

Con nuestra foto que certifique que hemos vuelto, nos vamos a desayunar como mandan los cánones, al Lou Mitchell, pero antes, de regreso al hotel recogemos maletas y coche y nos arriesgamos a aparcar cerca de la cafetería.

Entrada del hotel con la Trump Tower al fondo

Entrada del hotel con la Trump Tower al fondo

Dejamos el hotel y a desayunar!!!!
El Lou Mitchell es un clásico desde 1923 y aunque el desayuno son unos 12€ por persona, garantiza calorías para un día largo de ruta.

Lou Mitchell

Lou Mitchell

Sin problemas de aparcamiento. Enfrente de la puerta hay unos espacios de pago y por “apenas” 4$ la hora, puedes aparcar, eso sí, gracias a que es domingo y tempranito, si no, imposible. Lo de los parking aquí es el negocio del siglo. El precio de 60$ el día más tasas es lo habitual.

Mamen empieza a volver a la vida con el segundo café

Mamen empieza a volver a la vida con el segundo café

Un buen pelotazo de calorías a primera hora por lo que pueda pasar. Nunca sabes cuándo ni dónde volverás a comer.

Desayuno del primer día de ruta

Desayuno del primer día de ruta

Todo regado con cantidades inmensas de café americano, el preferido de mi amigo Iñaki 😉
Y los platos como le gustaban a mi madre y nunca lo conseguía. Qué feliz hubiese sido si de niño hubiese disfrutado de esta visión después de cada comida.

Los platos como quería mi madre ;-)

Los platos como quería mi madre 😉

La opción después de un desayuno así es volver a la cama o empezar a consumir lo comido. Como después de 7.000 kms no es plan de pasarse la semana en la cama, vamos a cumplir lo previsto.
Nos vamos a “Castel Car Wash”, no solo por ver si sigue cerrado como el año pasado, también para tener fotos para nuestro libro ya que el material que tenemos corresponde a un día nublado con poca luz.
Además, cualquier lugar que la leyenda atribuye como escondite circunstancial de Al Capone, tiene un poder de atracción increíble.

Castel Car Wash

Castel Car Wash

Continuando por la misma avenida, Ogden Ave, tenemos el “Cindy Lyn Motel”, una de las nuevas incorporaciones al rutómetro del día.

Cindy Lyn Motel

Cindy Lyn Motel

En la misma avenida, otro clásico de la ruta, el “Henry´s Drive In”

Henry´s Drive In

Henry´s Drive In

Antes de dejar Chicago atrás, una visita al primer McDonald´s de la corporación instalado por Ray Kroc
DSC_0105Dejamos Chicago por la Joliet Road y nos vamos en busca de los lugares casi imposibles de completar en nuestro primer viaje, salvo que se esté dispuesto a pasarse un mes haciendo la ruta del tirón. El “White Fence Farm” esconde en su interior un museo de objetos de los años 40, 50 y 60 principalmente, muy curioso, incluyendo una pequeña colección de coches.

White Fence Farm

White Fence Farm

White Fence Farm, interior

White Fence Farm, interior

De camino a Wilmington, en Joliet, un heladito para reponer fuerzas y alargar la hora de la comida.
DSC_0130En Wilmington, además de comprobar que el “Lauching Pad” sigue cerrado y el “Eagle Motel” (el más antiguo de la ruta), sigue cerrado desde hace años, en pie y en venta, hacemos una visita a nuestro amigo “Gemini Giant”.

Gemini Giant

Gemini Giant

Ya en Braidwood una parada para disfrutar, entre otros personajes, de La Rubia, presente en las figuras del exterior y protagonista de la decoración completa del interior del servicio de caballeros del “Polk a Dot Drive In”

Polk a Dot Drive In

Polk a Dot Drive In

Interior del baño

Interior del baño

El año pasado no fuimos capaces de localizarlo así que esta vez no se nos podía escapar en Gardner el “Riviera”, destruido por el fuego y reconstruido posteriormente. No solo lo hemos localizado sino que además hemos descubierto el “Two Jail”. Una pequeña cárcel con dos celdas justo al lado, que datan de 1906 y que estuvieron operativas hasta los años 50.

Riviera

Riviera

"Two Celled Jail"

“Two Celled Jail”

Mamen encerrado

Mamen encerrado

Desde Gardner a Dwight, hay tramos de la antigua ruta cortados al tráfico que van paralelos a la carretera y que se ven perfectamente desde ésta.

Tramos Antigua Ruta 66

Tramos Antigua Ruta 66

Ya en Dwight, la “Ambler´s Texaco Gas Station”

Ambler´s Texaco Gas Station

Ambler´s Texaco Gas Station

Esta gasolinera tiene algunos de los rincones más fotogénicos de la ruta. Búscalos y los descubrirás, en color o en blanco y negro.

La pequeña población de la siguiente parada, Odell, tiene algunas joyas desde mi punto de vista como son la estación Mobil, la “Standar Oil” y en medio, una casa particular en cuyo jardín frontal hay una colección de surtidores formando una postal que no pasa desapercibida.

Mobil Station

Mobil Station

Surtidores en Odell

Surtidores en Odell

"standar Oil"

“Standar Oil”

Aquí también se encuentran amplios tramos históricos de la ruta, paralelos a la carretera actual, hasta llegar a Pontiac donde desde 1926 se encuentra lo que fue gasolinera y restaurante y que se mantiene como esto último, el “Old Log Cabin”, que cierra los domingos, o sea hoy. Pero bueno, aquí comimos el año pasado así que no nos causa gran trastorno.

Old Log Cabin

Old Log Cabin

También en Pontiac está el “The Palamar Motel”

The Palamar Motel

The Palamar Motel

Desde aquí y hasta Lexington y Towanda, paralelos a la carretera, más tramos del antiguo trazado, en este caso cuidados especialmente y reconvertidos en zonas de paseo y descanso, con espacios lúdicos como bancos, zonas de descanso,…

Tramo peatonal

Tramo peatonal

Antes de acabar estos tramos, en Chenoa tenemos la farmacia de 1889 que sigue abierta desde entonces

Chenoa Pharmacy

Chenoa Pharmacy

Y llegamos a una de nuestras espinitas del año pasado, la fábrica de sirope desde 1824, “Funks Grove”, que el año pasado encontramos no ya cerrada sino en plena noche por lo que no pudimos ni verla ni fotografiarla decentemente. Hoy hemos llegado con luz aunque apenas diez minutos antes de que cierren la tienda, que lo hace a las 17:00H. En esta ocasión no hemos tenido ningún problema y lógicamente hemos comprado sirope para llevarnos, en la fábrica del proveedor del Lou Mitchell. Un poquito de ruta vuelve con nosotros en la maleta.

Fábrica de Sirope

Fábrica de Sirope

Vamos acabando el día pasando por McLean y su “Dixie Truckers Home” desde 1928

The Dixie Truckers Home

The Dixie Truckers Home

Hasta llegar al pequeño  coqueto Atlanta donde en un palmo de terreno nos encontramos con el “Bunyon´s Giant Hot Dog Man”

Giant Hot Dog Man

Giant Hot Dog Man

Enfrente el “Palm´s Grill Café”

Palm´s Grill Café

Palm´s Grill Café

y al lado, la Biblioteca Pública.

Biblioteca

Biblioteca

Continuamos hasta Linconl para hacer noche y en este caso, basados en la experiencia nos vamos al hotel de la cadena Super 8 en esta población. El precio de la habitación doble, dos personas, con desayuno y wifi, 77,56$ incluidas tasas. Ah! y piscina cubierta, que por supuesto estrenamos.

Super 8 Lincol

Super 8 Lincol

Poco más por hoy. Descargar todas las cámaras en el ordenador, cargar baterías de todos los aparatos y certificar que nuestro transformador ha dejado de funcionar así que, se queda en Linconl para siempre y nosotros nos conformaremos con una carga más lenta a 125V ó con hacerlo a través del cargador de coche.
Hasta mañana, que llegaremos a St. Louis si se cumple lo previsto