Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Arrancar un viaje es siempre la culminación de un proyecto. Ejecutarlo nos permite salir precisamente de ahí, del mundo de los proyectos, de las previsiones. Llega la hora de improvisar, de vivirlo… Y allá vamos

A las cuatro de la mañana, hemos comenzado. Desde Cáceres a La Garrovilla, desde ahí a la T4

Embarque Madrid-Chicago

Embarque Madrid-Chicago

Con media hora de retraso aproximadamente despegábamos de Madrid. Aún así, se ha cumplido el horario previsto de llegada. Vuelo muy tranquilo y a las 14:00H locales estábamos en Chicago.

Sobre el Atlántico

Sobre el Atlántico

Siempre dentro del avión algún cachondeo. Esta vez la originalidad del antifaz para dormir de alguna compañera de vuelo.

Carnaval en el avión!!!

Carnaval en el avión!!!

Hemos tenido algo más de suerte en el control de acceso ya que no había ningún vuelo en los mostradores esperando y hemos tardado algo menos de lo previsto en este trámite.
No pasa nada, los de Hertz se han encargado de hacernos perder el tiempo y tenernos allí algo más de una hora hasta que han tenido listo nuestro coche. Desastre de organización y planificación hoy de este tema, máxime cuando teníamos una reserva anticipada como gran parte de los clientes que estábamos allí esperando.

Ya con coche, nos vamos al centro de la ciudad!!!!!

Ford Fusion. Nuestro coche "americano"

Ford Fusion. Nuestro coche “americano”

Hoy la intención es adaptarnos al horario, así que habrá que deambular como sea para no acostarnos y poder coger ritmo cuanto antes.

Llegamos al hotel, dejamos maletas, ducha rápida y a la calle a patear. Ya son las doce de la noche para nuestro cuerpo y se acumula la paliza del madrugón, pero Chicago ayuda a aguantar.

Por cierto, las vistas desde nuestra habitación son a puro Chicago:

Vistas desde la habitación

Vistas desde la habitación

Por cieUna buenas hamburguesas en “Portillo´s Hot Dogs”
DSCN0849

subida al observatorio “John Hancock” y como el que no quiere la cosa, las diez de la noche locales.

El Hancock desde abajo

El Hancock desde abajo

La Torre Sears desde Hancock

La Torre Sears desde Hancock

Ahora sí, ahora ya no podemos más y hemos superado el primer día de adaptación. A dormir!!!!

Por cierto, primeros problemas “técnicos”. Después de olvidar la regleta que nos permite cargar todos los cachivaches, compramos una en “Best Buy” aquí en Chicago. Ha sido enchufarla y quemarse. Creo que compramos una barbacoa sin saberlo. Algunos problemas con el transformador también, así que cargamos todo casi a pedales. Espero poder seguir actualizando todo con normalidad. Menos mal que al menos tenemos siempre a nuestros amigos de Telefónica que al menos nos permiten estar siempre conectados.

Anuncios