Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Jornada del 24 de agosto de 2012

Ya con luz de día y tal y como decidimos anoche, volvemos sobre el recorrido que hicimos en el último tramo de la jornada de ayer, por supuesto después de llenar el depósito, con 10,748 galones de gasolina, que nos han costado 52,65$

Y esta vez con luz, disfrutamos de la misma carretera que anoche llegó a preocuparnos en caso de que nos quedásemos sin gasolina. Fue la primera vez que sentimos preocupación por esa opción, después de trece días de viaje y once de ruta.
Aquí os dejo un tramo de la carretera:

Nos hemos despertado en el último estado, Califonia, volvemos a Arizona y después de visitar Oatman, de nuevo para California (qué nivel!!!!)

Si bien esta mañana teníamos alguna duda sobre si debíamos volver hasta Oatman o continuar, en cuanto llegamos a la gasolinera de Cool Springs, a mí se me disiparon todas las dudas.

"Cool Springs"

“Cool Springs”

Construída a medidados de 1920, sufrió su primer gran revés cuando a principios de los años 50, el trazado de la ruta sufrió una modificación para evitar este peligroso trazado de la carretera, eliminando gran parte del tráfico y de sus opciones de supervivencia.
En 1966 sufrió un incendio que destruyó totalmente las instalaciones y curiosamente fue reconstruída para utilizar como localización en la película “Soldado Universal” en 1991. Pero el fin era precisamente destruirla durante una explosión para una toma del rodaje. Fue su segunda “destrucción” hasta que en el año 2001 fue adquirida por un nuevo propietario que puso en marcha su reconstrucción y volvió a reabrirse en 2004.

Continuando por la carretera, las ruinas de “Ed´s Camp”, establecido en 1919. Actualmente es una propiedad privada y el dueño no debe ser muy amigo de las visitas, los curiosos o los amantes de la ruta, vengan de donde vengan, a la vista de que en toda la documentación consultada lo recuerdan y recomiendan respetar este derecho. Algún cartelito en los límites del propio campo lo dejan claro y esto en un estado donde están permitidas las armas, no es una simple recomendación.

"Ed´s Camp"

“Ed´s Camp”

De camino a Oatman, curiosa señal que parece más de nuestro suelo patrio:

Señal de "burros sueltos" junto a un ejemplar

Señal de “burros sueltos” junto a un ejemplar

Después hemos conocido la explicación. Los burros se utilizaron para las labores de la minería y fueron abandonados al cesar esta actividad, por lo que se refugiaron en las laderas cercanas y viven libres, aprovechando, eso sí, el tirón de los visitantes que les garantizan comida, tanto de éstos como de los lugareños que también se preocupan en mantener esta atracción. Vamos, algo así como los monos de Gibraltar (¿será también Oatman español?)

Al poco de la señal que creíamos un poco de broma, la constatación.

En Oatman disfrutamos de la visita que anoche no pudimos hacer. Aparentemente un sencillo pueblo minero que vivió sus días de gloria durante la explotación de esos recursos naturales.

Vista general de "Oatman"

Vista general de “Oatman”

Ahora, a la vista del cartelito, no sé si la tranquilidad de la población es voluntaria o forzada. Desde luego, después de leerlo se le quitan a uno las ganas de gastar bromas, no sea que no le encuentren la gracia.
Y por supuesto, nos alegramos mucho de no haber estado rondando la noche anterior no sea que a alguno de sus tranquilos habitantes no le despertásemos confianza.

Cartel de bienvenida a Oatman

Cartel de bienvenida a Oatman

Por si acaso, Mamen se tomó medidas…

Mamen probándose un traje

Mamen probándose un traje

Pelín tétrico estas cosas de Oatman, por si parezco un poco exagerado, fotito de la decoración del bar donde desayunamos (juro que no somos nosotros disfrazados, tampoco el que está de espaldas):

Decoración interior bar

Decoración interior bar

La mayor atracción es el “Oatman Hotel”. Aquí pasaron su primera noche Clark Gable y Carole Lombard después de casarse en Kingman, en 1939.
El hotel data de 1902 aunque entonces se llamaba “Drulin Hotel”

"Oatman Hotel"

“Oatman Hotel”

Regresamos hacia el octavo y último estado de la ruta, California. Y ya en Needles, el motel “Route 66”

Motel "Route 66" en Needles (California)

Motel “Route 66” en Needles (California)

La llegada de tren a la localidad, también trajo consigo la construcción de “El Garces Hotel” en la propia estación, en 1908.
El nombre es en honor del misionero español, Francisco Garcés.
El hotel cerró en 1949 y la estación en 1988 aunque se está trabajando en la reconstrucción del hotel desde 2007 de manera intermitente.

"El Garces Hotel"

“El Garces Hotel”

Continuamos por la ruta y llegamos al pueblo fantasma de Goffs. Bueno, creemos que hemos llegado porque una de las características de los pueblos fantasmas es que no está el “titular” para confirmarlo.
Unas ruinas, una batería de buzones en la carretera y un paso a nivel son junto con una señal de indicación de calles (sí, hasta los pueblos fantasmas tienen sus calles fantasmas) lo que creemos es la entrada al pueblo.

¿Entrada a Goffs?

¿Entrada a Goffs?

Supongo que cada fantasma tiene su propia correspondencia, porque por buzones no será…
En esta foto podemos ver a uno recogiendo la suya 🙂

¿Cartero o usuario del buzón?

¿Cartero o usuario del buzón?

Por estos lares no es fácil cruzarse con gente, así que hay que aprovechar la soledad para hacer lo que en otras circunstancias te daría vergüenza.

Entrenando para el Circo del Sol

Entrenando para el Circo del Sol

El resto del viaje lo pasé recuperándome del esfuerzo…

A continuación, una ristra de poblaciones fantasma: Esseex, Summit, Chambless,…
En Chambless encontramos un antiguo taller, creo que su nombre exacto es “Flying Saucer´s Repair Station”

"Flying Saucer´s Repair Station"

“Flying Saucer´s Repair Station”

A pesar de parecer abandonado todo el entorno, siempre hay algo que te recuerda que estás en la Ruta. Que alguien estuvo allí, al menos en 1992 aunque solo fuera para colocar la placa 🙂

"Placa conmemorativa"

“Placa conmemorativa”

Y a continuación, un clásico. Escenario de múltiples rodajes y sesiones fotográficas, el “Roy´s Motel & Café”.
Construido alrededor de 1938 por Roy y Velma Crowl, el complejo, que actualmente se está rehabilitando, estaba formado por el motel, cafetería, gasolinera y garaje.
Tras varios cambios de propiedad, períodos cerrados, … se está rehabilitando en manos de Albert Okura, un fan de la ruta que ya dispone de otros símbolos como el primer McDonald´s original, ubicado en San Bernardino y que se mantiene abierto como museo.
El rótulo data de finales de los años 50.

No recuerdo que fuera especialmente cara la Coca Cola que nos tomamos allí:

"una mijita de caló si que hacía"

“Una mijita de caló si que hacía”

Pero sí recuerdo que fue el sitio más caro en el que vimos la gasolina. Si te quedas tirado en el desierto, que sepas que además te vas a llevar una clavada de cuidado

"Precio de la gasolina en el Roy´s Café"

“Precio de la gasolina en el Roy´s Café”

Antes de llegar a nuestra siguiente parada prevista, en Newberry Springs, atravesamos la población (apenas podemos definirlo como pueblo) fantasma de Ludlow, con sus construcciones abandonadas:

Construcciones abandonadas en Ludlow

Construcciones abandonadas en Ludlow

Aunque no es todo abandono. Junto a los restos de antiguos negocios, se están levantando o rehabilitando otros nuevos, como esta gasolinera:

Gasolinera en construcción en Ludlow

Gasolinera en construcción en Ludlow

Y llegamos al segundo sitio de la ruta donde nos encontramos turistas, así, como tales, en grupo, con su autobús organizado, su guía y el “espectáculo” garantizado a su llegada. Pero vamos por partes.
El “Bagdad Café” se encuentra en Newberry Springs, no en la población cercana de Bagdad como podría suponerse.
El “Bagdad Café” se denominaba “Sidewinter Café” y fue el escenario del rodaje de la película “Bagdad Café” en 1988, lo que provocó precisamente el cambio de nombre para aprovechar el tirón del film.

Mamen ensayando su papel en Kárte Kid a la puerta del "Bagdad Café"

Mamen ensayando su papel en Kárate Kid a la puerta del “Bagdad Café”

Llegamos al medio día y nos quedamos a comer. La cocina nos sorprendió agradablemente, concretamente la tortilla vegetal estaba estupenda y los precios muy asequibles.

Interior del "Bagdad Café"

Interior del “Bagdad Café”

Hasta aquí, no era distinto de la mayoría de los sitios de la Ruta sobre los que hemos leído y que nos esperábamos encontrar abarrotados de visitantes. Pero ya nos habíamos habituado a disfrutar de ellos en soledad o casi.
Antes de acabar de comer, llegó un autobús cargado de turistas con cámara en ristre, empezó a sonar la banda sonora de la película (“Calling You”), nominada al Óscar en 1988, el personal se puso a interpretar un papel, mucha foto típica, autobús y vuelta a la normalidad.
La verdad es que nos sentimos espectadores de una performance, que tiene su público, pero que le resta magia a los sitios.

En la pequeña población de Daggett, donde tenía su base la 444th Army Air Force Bombardment Unit durante la segunda guerra mundial, todavía se mantiene abierto “Dessert Market”. Se trata de la reconstrucción en 1908 de la tienda original “General Supply Store”, que fue destruida por el fuego ese mismo año.

"Dessert Market" en Daggett

“Dessert Market” en Daggett

Hasta aquí venían los buscadores de oro para cambiar sus pepitas por dinero.

Junto a él se encuentra el “Daggett Hotel Stone” de 1875 que alcanzó una gran fama. El hotel supervivió a tres incendios, incluyendo el de 1908 que acabó con “Dessert Market”, aunque sí sufrió daños importantes en un terremoto en 1992.

"Hotel Stone"

“Hotel Stone”

Aunque inicialmente teníamos previsto ver Calisco, ciudad fantasma, decidimos saltárnoslo ya que hay que desviarse bastante y a la vista de todo lo que nos queda esta jornada, a algo hay que renunciar. Así que, rumbo a Barstow.

Aquí, lo primero un café de verdad, de los de Starbucks que es de lo mejorcito que encontramos y además justo enfrente de “Barstow Station” donde hay un McDonald´s peculiar. Está en la propia estación e integra incluso unos vagones de tren. Original 😉

McDonald´s de Barstow

McDonald´s de Barstow

En Barstow se enuentra “El Rancho Motel”, de 1943 en cuya construcción se utilizaron traviesas de madera de la línea del ferrocarril Tonepah & Tidewater. La leyenda cuenta que era frecuentado o al menos estuvo allí en alguna ocasión Marilyn Monroe.

Un incendio en 2011 causó importantes daños en las instalaciones.

"El Rancho Motel"

“El Rancho Motel”

Avanzando hacia la salida de la población, en el 195 W Main Street, el “Route 66 Motel”, decorado con un depósito de agua, coches y señalización de la ruta.

"Roue 66 Motel"

“Roue 66 Motel”

Entre Barstow y Oro Grande está “The Bottle Tree Ranch” un curioso “jardín”. Elmer Long, autor de la instalación, recogía junto con su padre las botellas y otros artículos que encontraban en sus recorridos a través del desierto.
A partir del año 2000, Elmer comenzó a construir unas estructuras metálicas a modo de troncos, en cuyos brazos o ramas comenzó a colocar las botellas. Actualmente hay más de 200 “árboles” de botellas así como otros restos hallados en el desierto.
Es original los sonidos y luces que producen los tintineos y la amalgama de colores de las peculiares “ramas”.
No se trata de un lugar de la ruta propiamente dicho, por la fecha de su instalación, pero sí de una atracción de alguien que lleva ahí toda una vida.

"The Bottle Ranch"

“The Bottle Tree Ranch”

En Helendale apenas quedan edificios en ruinas esparcidos: “Burden´s Store”, la oficina de correos, una antigua estación de servicio y el “Motel Potapov”.

La población de Oro Grande debe su nombre precisamente a las previsiones realizadas por las primeras prospecciones en la zona, relativas a la riqueza de sus yacimientos de este metal. Finalmente, estas minas no ofrecieron la cantidad esperada de oro y a finales del S XIX esta actividad ya no era ni mucho menos un atractivo. En cambio, las necesidades del sur de California relativas a la construcción de grandes proyectos, ofrecieron una segunda oportunidad a la ciudad que constituyó su primera cementera en 1906.
Todavía hoy, esta actividad se mantiene en la población.

Enfrente justamente de una instalación cementera, se encuentra la “Route 66 Antique Station”, cerrada actualmente y lugar de parada durante años de los viajeros de la ruta.

"Route 66 Antique Station"

“Route 66 Antique Station”

Desde 1995, en Victorville se encuentra el “California Route 66 Museum” en lo que antes era el “Red Rooster Café”. Como la mayoría de estos servicios, está atendido por voluntarios y sus horarios no son muy amplios así que os puede pasar como a nosotros, que le encontréis cerrado en vuestra ruta aunque si puedes planificarlo, os recomendamos consultar antes los horarios porque siempre merecen una visita.

"Califonia Route 66 Museum" en Victorville

“Califonia Route 66 Museum” en Victorville

También en Victorville, “The New Corral Motel” que lleva más de sesenta años abierto al público y conserva en estupendo aspecto al menos exteriormente.

Rótulo de "The New Corral Motel"

Rótulo de “The New Corral Motel”

En lo alto de  Cajon Pass, el paso entre las montañas San Bernardino y las de San Gabriel, parada en “Summit Inn”, abierto desde 1952.

"Summit Inn"

“Summit Inn”

Estamos ya a unas cien millas del final de la ruta, que no del viaje y casi al final, vamos a ver el segundo primer McDonald´s. Me explico. Al inicio, en Chicago, estuvimos en el primer restaurante instalado por Ray Kroc, correspondiente ya a la cadena, pero fue aquí, en San Bernardino donde Richard y Maurice Mcdonald fundaron la cadena.

McDonald´s original

McDonald´s original

Según el libro de Bob Moore, “Route 66. Spirit of the Mother Road”, el primer McDonald´s de los hermanos fundadores se construyó en San Bernardino en 1948. El 1953, Ray Kroc compró los derechos de la franquicia.
Actualmente es un museo propiedad de Albert Okura, propietario también de la cadena de comida rápida “Juan Pollo”, así como del “Roy´s Motel Café” de Amboy

El “Mitla Café” sirve comida casera mexicana desde 1937.

"Mitla Café"

“Mitla Café”

Ya empieza a caer la noche, se encienden los rótulos y antes de que sea oscuridad completa, ya que tenemos previsto dormir aquí, en Rialto, nos vamos al “Wigwan Motel”, segundo de la cadena ubicado en la ruta, junto con el de Holbrook (AZ) que ya vimos en nuestro viaje. Abierto desde 1949, presenta un aspecto impecable, algo caro para nosotros después de tantos días de viaje y lo que nos resta, porque las habitaciones son individuales y nos obliga a pagar dos así que, nos limitamos a verlo, fotografiarlo con la luz del anochecer y mañana volveremos para verlo de día.

"Wigwam Motel" en Rialto

“Wigwam Motel” en Rialto

Hoy dormimos en el “Motel 6 San Bernardino North”, concretamente en la habitación 105, en la planta baja, donde llegamos con tiempo de darnos un baño en la piscina por primera vez. Hasta ahora siempre habíamos llegado a los hoteles con la piscina cerrada. Suelen cerrar a las 9 de la noche. Así que, bañito reconfortante, visita a la lavandería y cena en un mexicano cercano.

Mañana atacamos la última jornada de la ruta. Es la más corta pero esperamos también que sea la de mayor tráfico, así que las 79 millas que nos quedan hasta Santa Mónica, después de atravesar Los Ángeles, previsiblemente no serán muy ágiles.

Hoy volvimos a echar gasolina, 7´319 galones con un costo de 30$ que ya nos llevarán hasta el final del camino. Un poco de tristeza por acercarse el final.