Etiquetas

, , , , , , , , ,

Jornada del 22 de agosto de 2012

Una de las cosas que más nos apetecía hoy era dejar el hotel.
El rótulo es de los que tienen sabor y años, pero compartir estas características con las sábanas no tienen la misma gracia.
Anoche, cuando llegamos, negociamos el precio de la habitación y al final pedimos verla. Inicialmente se negó el dueño o responsable y solo cuando amenazamos con irnos, finalmente accedió. No podemos decir que no nos lo buscamos…

Motel en Gallup (Ruta 66)

Motel “Arrowhead” en Gallup

Y como una mancha de mora con otra se quita, no vamos a dar un homenaje con un buen desayuno. Rumbo a “El Rancho”.

Hotel “El Rancho” (Gallup)

Ayer ya hablamos un poco del hotel, por donde han pasado John Wayne, Katherine Hepburn, Spencer Tracy, Errol Flynn, Kirk Douglas, Gregory Peck, Humphrey Bogart, .. así como dos presidentes americanos: Reagan y Eisenhower.

Nosotros no nos hemos quedado a dormir pero hemos disfrutado del mismo hall que ellos.

Hall de “El Rancho” Hotel

Aunque sé que darán pie a cachondeo, no puedes recorrer Estados Unidos y no hacerte una foto con cuernos y si además son luminosos….

Chimenea del hall de “El Rancho” Motel

Y no solo tengo yo…

Mamen disfrutando del entorno

Enfrente del hotel, una gasolinera Texaco, adquirida por James Nechero a El Rancho en 1939 y gestionada desde entonces por la misma familia.

Gasolinera Texaco (Gallup) (Foto obtenida de internet)

Gasolinera Texaco (Gallup) (Foto obtenida de internet)

Gallup es una localidad con una gran actividad comercial vinculada a la artesanía y joyería india (ya en su guía de 1946, Rittenhouse hablaba de Gallup como una gran tienda de productos indios) y puerta del “país indio”, siendo aquí donde se celebra anualmente quizá el mayor festival de tribus nativas.

Ahora puede parecernos una representación algo “carnavalesca” pero este es el verdadero pueblo norteamericano nativo.

Así que avanzamos por la 100W 66 Ave y pasamos de nuevo por delante del monumento homenaje a los indios navajos que lucharon en la IIª Guerra Mundial, pero hoy lo hacemos por la acera de enfrente, justo la que está en obras y claro, pasó lo que pasó…

Estábamos todavía a bastantes kilómetros de Los Ángeles pero improvisamos, bueno Mamen improvisó, nuestro propio paseo de la fama.
Lo de ir andando, haciendo fotos con el iPad, subiéndolas en directo, … no puede ser bueno, al final terminas metiendo la pata.
Y la metimos, de lleno!!!

Ruta 66 Gallup

“Paseo de la fama”

Menos mal que el colega que estaba trabajando     también se lo tomó a broma porque tenía un tamaño de los que recomiendan ser amigo suyo.

Una vez que la habíamos liado, ya teníamos que hacer la gracia completa, no íbamos a dejar las cosas así, con un simple pinrel marcado en el cemento, sin más datos. Había que dejar claro que habíamos sido nosotros.

Nuestra huella en la Ruta

Nuestra huella en la Ruta

Y una vez terminado nuestro momento de gloria, continuamos con el verdadero objetivo del paseo. Visitar alguno de los comercios de esta avenida.

Nuestro primer objetivo es el “White Cafe”. Aquí tengo que reconocer que mis anotaciones me llevaron a confusión e inicialmente lo confundimos con el “All Tribes”, una tienda de artesanía india actualmente en venta.
La información errónea la obtuve a partir de una foto de la galería Panoramio, pero al compararla ya en España con fotografías clásicas, detectamos el error.

Aquí va toda la serie:

"All Tribes" trading post

“All Tribes” trading post

Y el “White Cafe”, presente en la ruta desde 1928. En esta ocasión, corresponde a una foto antigua obtenida de internet.

"White Cafe". Foto de 1930

“White Cafe”. Foto de 1930

"White Cafe" en la actualidad

“White Cafe” en la actualidad

En la misma avenida, un antiguo banco de 1904 según figura en su fachada es hoy una tienda de artículos de la ruta y decoración.

Tienda decoración en Gallup, antiguo banco

Tienda decoración en Gallup, “Loft 66 Decor”, antiguo banco

A diferencia del “White Cafe” que actualmente es una tienda, el “Eagle Cafe” sigue sirviendo comida desde su apertura en 1920.

"Eagle Cafe"

“Eagle Cafe”

Y pared con pared está el “Richardson´s Trading Company“. Desde 1913 este establecimiento está gestionado por la misma familia. Visitarla al completo es impresionante.
Empezamos la visita por una cuidada reproducción de lo que era la tienda original, muy al estilo de “La casa de la pradera”.

Aspecto original de "Richardson´s" a principio de siglo

Aspecto original de “Richardson´s” a principio de siglo

Y aquí tenemos al cajero que estaba en activo en aquella época:

Interior del "Richardson´s"

Interior del “Richardson´s”

El recorrido por la tienda fue impresionante. Nos trataron con mucho cariño, nos enseñaron todo el negocio, nos acompañó un trabajador que habla español y pudimos ver y curiosear por los rincones. La sala donde guardan monturas de los indios navajos (las empeñan y desempeñan con el objeto de que queden aquí guardadas y custodiadas), recuerdos originales, cajas fuertes de la época,…
Tal y como nos explicaron, lo que nació siendo una tienda de alimentos, ferretería, … de las habituales de la época, comenzó a tener un gran público indio que en muchos casos entregaba para empeñar joyas y trabajos artesanos.
Poco a poco, el comercio de estos productos fue tomando importancia hasta el punto de que casi 100 años después, la venta de artesanía y joyería india es la base del negocio.

Por la indumentaria se puede deducir quién es el dueño del establecimiento

Por la indumentaria se puede deducir quién es el dueño del establecimiento. Otra pista, se llama Larry Fulbright

Desde Gallup, arrancamos en dirección al séptimo y penúltimo estado de la ruta, Arizona.

A lo largo del camino encontramos numerosos puntos de venta de productos indios a los laterales de la carretera. El “Chief YellowHorse” que está cerrado, no sabemos si solo temporalmente, y que recuerda mucho en su aspecto y rotulación al “Yellowhorse”, ubicado algo más adelante:

"Chief Yellow Horse" en Lupton (Arizona)

“Chief Yellow Horse”

El “Tomahawk Indian Store” con forma de Tee Pee:

"Tomahawk Indian Store"

“Tomahawk Indian Store”

Y el “YellowHorse”, situado en la ladera de una montaña rojiza, clásica del paisaje de los grandes cañones, donde compramos algunos regalos:

"Yellowhorse" en Lupton (Arizona)

“Yellowhorse” en Lupton (Arizona)

Avanzando un poco llegamos hasta Houck, donde nos encontramos con el restaurante cerrado “Pancake House” y el antiguo trading post de James Houck, “Fort Courage”, actualmente tienda de souvenirs. Este emplazamiento se hizo muy popular durante los 60 y 70 porque aquí se desarrollaba una serie de televisión, “F-Troop”.

"Pancake House" en Houck (Arizona)

“Pancake House” en Houck (Arizona)

Mamen en "Fort Courage"

Mamen en “Fort Courage”

Continuamos por la ruta. Pasado Chambers hay un tramo de tierra para llegar hasta los límites de una finca privada dentro de la que se encuentra actualmente las ruinas de “Painted Desert Trading Post”, operativo del 1940 a 1956. En este tiempo no dispuso nunca de energía eléctrica por lo que todos los aparatos, incluyendo los surtidores de gasolina, funcionaban o por medios mecánicos o por la energía eólica.
Nosotros llegamos hasta allí por la salida a “Navajo” aunque también puedes hacerlo por la de “Pinta Rd”.

Este es el vídeo del recorrido entre la interestatal y el acceso. Lo del final paracen unos donuts de recuerdo pero … sí, son unos donuts. La tentación era muy grande 🙂

 
La foto en este lugar es uno de los tesoros más preciados, ya que como decía, está dentro de una propiedad privada y no es accesible al público. La parte positiva es que tampoco está sometido al vandalismo y posiblemente permanezca durante mucho más tiempo que otras ruinas.

Nosotros no traspasamos la valla (cosa que recomiendo salvo que uno quiera jugarse el pellejo, pero de verdad) pero hay información y fotos de las ruinas en internet.

Acceso "Painted Trading Post"

Acceso “Painted Trading Post”

Aquí hay información de este trading post y otros ubicados en Arizona.

Volvemos por el mismo camino hasta la I-40 y entramos en Holbrook donde ya vamos buscando reponer fuerzas. Qué hambre da esto del campo.

Al primer sitio al que nos dirigimos al “Joe and Aggie´s Cafe”, dinner de comida mexicana.

"Joe and Aggie´s Cafe" en Holbrook

“Joe and Aggie´s Cafe” en Holbrook

Enfrente otro clásico, el “Romo´s Café” donde comemos muy bien de precio. Dos burritos sencillos, unas coca colas y unos nachos de aperitivo, 17,04$ incluyendo tax y propina. Tirado, unos 14€

"Romo´s Cafe"

“Romo´s Cafe”

A la salida, oportunidad de hacernos una foto de recuerdo en un cartel del Romo´s, pero el problema es cómo meter las dos cabezas de los protagonistas, mientras uno de ellos hace la foto.
Ahí aparece la creatividad de Mamen. Hacemos una foto mía con el iPad y Mamen lo sujeta mientras mete la cabeza en el otro agujero y yo tiro la foto. Parece sencillo pero la operación se complica si mientras estás descojonado.

Recuerdo del "Romo´s Cafe"

Recuerdo del “Romo´s Cafe”

Después apareció un despistado que nos ayudó a hacer la foto ya con las dos cabezas reales.

Como en muchas otras poblaciones, tienen muy presente la importancia de la Ruta en su historia y economía y también aquí hay un memorial de la ruta.

Memorial Ruta 66 en Holbrook

Memorial Ruta 66 en Holbrook, AZ

Después de comer, nos dirigimos al “Navajo County Courthouse and Museum” donde además de un montón de máquinas antiguas de refrescos, cajas fuertes,… puedes visitar la sala de juicios, exactamente igual que las que hemos visto siempre en las películas, despachos, bibliotecas,… y lo más impresionante, las lamentables condiciones de los calabozos. Si ya da cierto respeto en la actualidad, en su momento y con un supuesto hacinamiento humano, es sencillamente inhumano.

"Navajo County Courthouse and Museum"

“Navajo County Courthouse and Museum”

DSC_0230

Celdas de los juzgados navajos

DSC_0256

Mamen pidiendo clemencia

Los conocidos como “Wigwam Motel“, cuyas habitaciones son en forma de tipis indios, en realidad son una cadena de establecimientos, cuyos orígenes se ubican en Kentucky aunque actualmente solo se conservan tres instalaciones, una en el propio Kentucky y las otras dos en la Ruta 66, una en Holbrook y otra en San Bernardino (California).
Esta de Holbrook, fue construída en 1950 por Chester Lewis, quien explotó el motel hasta 1974, año en el que cerró coincidiendo con la apertura de la I-40.
En 1988, su hijo comenzó las labores de restauración para su reapertura.
Estos moteles inspiraron a los creadores de “Cars”, que utilizaron conos de carretera en vez de tipis en la película.

Entrada al "Wigwam Motel"

Entrada al “Wigwam Motel”

Además de la particularidad de las habitaciones, la decoración exterior se completa con una colección de coches de época que es la delicia para los fiebres de Instagram.

Una muestra de la colección de coches de época del Motel

Una muestra de la colección de coches de época del Motel

Primer plano de uno de los coches de la colección Wigwam

Primer plano de uno de los coches de la colección Wigwam

Nos vamos hacia Joseph City con la sensación de que Holbrook merecía pasar una noche pero ya empezamos a pensar que quizá lo que merece la ruta es otro viaje, sin medias tintas.

Desde la carretera vemos las traseras de las ruinas de “Ella´s Frontier”, uno de los primeros trading post abierto en la ruta, lo que nos hace volver para poder acceder a su fachada.

"Ella´s Frontier" Trading Post

“Ella´s Frontier” Trading Post

El aire ayuda a darle un aspecto tétrico y misterioso, tanto desde el exterior…

 

Como del interior

 

Cerca de estas ruinas, todavía abierto a los viajeros desde 1947, el “Jack Rabbit Trading Post”. En sus mejores tiempos, las vallas con fondo amarillo y el texto “Here it is” y el conejo negro, se ubicaban en la carretera desde muchos kilómetros antes, en ambos sentidos, para anunciarse.

En la puerta, un conejo gigante como atracción para los niños y enfrente uno de sus famosos carteles.

Here it is Mamen, "Jack Rabbit trading post"

Here it is Mamen, “Jack Rabbit trading post”

Con el dibujo de una apisonadora, “Cars” y el parque de atracciones Cars land, basado en la película, también lanza un guiño a este lugar.

"Here it is" en Cars Land

“Here it is” en Cars Land (foto de internet)

Y llegamos a Winslow con un cielo de todo menos despejado.

Aquí está un diner de los denominados “Valentine“, un tipo de construcción que se hizo muy popular a lo largo de la ruta. El ubicado en Winslow, actualmente en estado de abandono, se denominó “Highway Diner” y se instaló en 1947.

"Highway diner" tipo Valentine

“Highway diner” tipo Valentine

Enfrente, “La Posada” construida en 1929 por Fred Harvey.

"La Posada"

“La Posada”

Y como cada día, comienza nuestra lucha contra el tiempo, contra el poco tiempo de luz que nos queda. Así que continuamos rápidamente hasta la población fantasma de Two Guns, donde quedan los restos de una gasolinera y un parque de atracciones con zoo. Lo que había leído sobre este lugar indicaba que los propietarios no son muy amigos de las vistas así que cuando coincidimos allí con una track la verdad es que no nos dejó muy tranquilos. Finalmente, continuó atravesando el parque y nadie nos molestó en nuestra visita.

Acceso a "Two Guns"

Acceso a “Two Guns”

No confundir “Two Guns” con el “Twin Arrows”, famoso trading post por las fechas clavadas en el suelo, que lo hacen reconocible desde la distancia. Aunque desde 2003 no se puede acceder con el coche ya que los propietarios han colocado unas barreras, no es difícil explorarlo a pie.

"Twin Arrows"

“Twin Arrows”

El complejo cerró en 1998 y al menos las flechas, a diferencia del resto, han sido repintadas y se mantienen en buen estado.

Foto "creativa" de Mamen en Twin Arrows

Foto “creativa” de Mamen en Twin Arrows

La verdad es que me apetecía tener esta foto en el blog, porque era una forma de demostrar que a pesar de las críticas y el cachondeo inicial, Mamen le iba cogiendo la gracia a eso de hacer fotos distintas, o al menos intentarlo. Para hacer esta, no dudó en fingir un penalty.

Penalty claro a Mamen en el área de "Twin Arrows"

Penalty claro a Mamen en el área de “Twin Arrows”

En este vídeo subido a you tube en 2011 se puede apreciar el estado de deterioro que tenían sus famosas flechas.

 

El resto, la gasolinera, el diner (también de Valentine), la tienda, … se van poco a poco deteriorando sin solución.

"Twin Arrows trading post"

“Twin Arrows trading post”

Jornada de 185 millas (más los extras) y otra vez pensando que son muchas o las millas o las paradas. Llegamos a Flagstaff empezando a anochecer. A la entrada, el “The Museum Club”. Dejamos la visita interior para cuando encontremos hotel, si nos apetece salir a tomar algo. Ja, entonces no sabíamos la odisea del hotel de esta noche.

Llegada a Flagstaff

 

"Museum Club"

“The Museum Club”

El “The Museum Club” es un bar de 1931 con música en directo que comenzó como un negocio y museo de taxidermia.

Comenzamos nuestra búsqueda de hotel en el Best Western que estaba completo (primera vez que nos ocurre en todo el viaje) y al que volveríamos la mañana siguiente a comprar algún libro de los que tenían en recepción.
Después preguntamos en otro que tenía una pinta razonable. Nos pedían 139$ más tax. Con el precio que estábamos acostumbrados a pagar nos parecía una pasada. Así que dimos un par de vueltas por el pueblo y me pareció que uno de los moteles que había visto podía encajarnos. El precio estaba en la línea de lo habitual y cometimos el error de no ver previamente la habitación, cosas del cansancio. El caso es que pagamos, nos dieron la llave y ya de camino a la habitación nos fuimos arrepintiendo. Cuando abrimos la puerta y al querer encender la luz, se puso en marcha un ventilador de techo justo encima de la cama. Nos dimo media vuelta y asumimos que aunque pagada, en esa habitación no íbamos a dormir. Dos noches seguidas en un antro eran demasiado incluso para nosotros.

Buscamos en el GPS alguna de las cadenas habituales y encontramos un Super 6, donde a pesar de la cola que había en recepción y de que nos tocaba subir las maletas a un segundo piso, nos quedamos como si fuésemos a dormir en nuestra propia cama.

Como teníamos lavandería y ya la habíamos dado demasiadas vueltas a la ropa, del derecho y del revés, tocó colada y se esfumó la cervecita prevista.

Anuncios