Etiquetas

, , , , , , , ,

Jornada del 17 de agosto de 2012

El hotel donde hemos pasado la noche ha sido el “Best Western Coach House”, habitación doble con impuestos y wifi, incluyendo el 3% de comisión que nos cobran los simpáticos amigos del BBVA cada vez que utilizamos la tarjeta en Estados Unidos (esto es algo que debéis consultar antes de decidir la tarjeta que vais a utilizar en el viaje), importe total 64,16€ (el precio ya está en euros porque hemos visto el cargo en la cuenta).

Dispuestos a empezar la jornada

Arrancamos en Lebanon y nuestra primera visita está dirigida al hotel “Best Western Rail Heaven”, el que teníamos seleccionado para dormir la noche anterior pero que estaba completo cuando llegamos. En este hotel pernoctó Elvis en 1956, aspecto que todavía siguen destacando en su rótulo luminoso, hay mucho mitómano.

Hotel Best Western Rail Heaven

Como criterio general, no hemos reservado previamente hoteles salvo las tres primeras noches, las dos correspondientes a Chicago y la primera en ruta. Sabíamos que podíamos tener algún retraso, modificación en la ruta, … y que las reservas serían un problema. Salvo algún día puntual que contaremos, no hemos tenido ningún problema. Sí os recomiendo a los que penséis hacer la ruta, acudid a hoteles con garantía, por ser sobradamente conocidos en la ruta, haber sido recomendados por algún viajero, … Los hoteles pueden llegar a ser francamente malos y no hay ninguna necesidad ya que se puede dormir muy bien en hoteles prestigiosos de la ruta o en cadenas como “Motel 6” (www.motel6.com) o “Super 8”  (www.super8.com) a precios y calidades muy razonables. Nosotros hemos terminado usando el Motel 6 con regularidad ya que tiene un standar de calidad/precio muy razonable y aunque se paga aparte, dispone de wifi y lavandería. También tienen piscina, lo que si no vas al límite de horas de viaje al día, como nosotros, es de agradecer (esto es importante si decides hacer el viaje en agosto como nosotros).
El tema de la lavandería es un detalle que conviene tener en cuenta. La ruta no se hace en pocos días. Cargar con equipaje para todos ellos no es muy recomendable. Por eso el uso de la lavandería es muy cómodo. Por 1$ adquieres el detergente y por 1,25$ haces el lavado. Por 1,25$ más, te llevas la ropa seca. Hay opciones en muchos pueblos, pero hacerlo en el hotel, aumenta la comodidad. Si eres previsor y ahorrador, puedes meter en la maleta el detergente que puedas necesitar en el viaje. No olvides que al añadir al equipaje que traes las compras en la ruta, puedes tener un sobrecoste importante en el vuelo de regreso. (En torno a 60/100$ por maleta con sobrepeso, dependiendo de la compañía).

Arrancamos la jornada llenando el depósito del coche. En esta ocasión han sido 45,10$ por 12,709 galones de gasolina sin plomo normal. Desde Springfield nos dirigimos a Ash Grove, entre Halltown y Paris Springs a disfrutar de Gay Parita Sinclair.

Gay Parita Sinclair

Y digo disfrutar porque Gary, la persona al frente del museo-estación es un personaje. En cuanto detecte vuestra presencia os dedicará su tiempo y atención. Lo primero que hará es invitaros a una soda “Route 66” y compartir con vosotros los secretos de la gasolinera y dejar claro quién es el que sabe desde dónde se tiran las fotos. Qué tienes que fotografiar, dónde tienes que ponerte, dónde apoyar el brazo, … Un placer pasar un buen rato con él. Aprovechar su conversación porque estos ratos son los que le dan el sabor humano a la ruta. En ningún momento intentará venderte nada pero es imposible no “pecar” en la tienda de recuerdos. Todavía estamos en plena euforia compradora del inicio del viaje y no hay forma de no corresponder a su interés para con nosotros. Me parece que en un tiempo de agresivas técnicas comerciales, la suya, que consiste básicamente en hacerte sentir bien, es la más efectiva. Nosotros firmamos en su libro de visitas: Y él firmó en nuestro road book, además de dedicarnos el libro que adquirimos allí, en la página dedicada a su gasolinera. Un auténtico tesoro.

Gary Turner firmado nuestro road book

Aunque si la visitáis, él se encargará de indicaros las fotos que no podéis dejar de hacer, nosotros os dejamos algunas:

Garaje de Gay Parita Sinclair

Gary haciendo de fotógrafo

Logo de la ruta frente a la gasolinera

Esta es “la foto”

Nuestro compromiso es enviarle las fotos de la visita cuando regresemos a España.

Seguimos hasta Carthage donde vamos a Boots Motel, inaugurado en 1939, cerró a mediados de los 90 y ha vuelto a reabrir con un nuevo propietario. Ya finalizado el viaje, a través de su página en facebook, hemos seguido las evoluciones de las obras de reforma que están haciendo y está quedando con un aspecto magnífico y sin duda volverá a ser algo más que una ruina legendaria.

Boots Motel

En el centro de Carthage, población que recuerda la estética del pueblo donde se desarrolla la trama de “Regreso al futuro”, donde destaca la “Courthouse” (Palacio de Justicia) que fue incendiado durante la guerra civil americana.

Carthage Courthouse

Enfrente una curiosa tienda. Se trata de un amplio local en el que los particulares alquilan un espacio determinado para poner a la venta sus artículos. Entre un montón de juguetes más típicos de un “Síndrome de Diógenes”, se pueden encontrar joyas. Entre otras, máquinas expendedoras de Coca Cola y surtidores completos de gasolina.

Vista parcial de una de las plantas de la “exposición”

La variedad de cosas que ofrecen es sorprendente:

Capós de coches de carreras de “segunda mano”, convertidos en elementos decorativos

Y por supuesto, las piezas más buscadas por los amantes de la ruta: los surtidores y las máquinas de Coca Cola o Pepsi. Además, para los curiosos, en la foto se puede ver el precio aunque es importante la coletilla: “o la mejor oferta”. Está claro, el capitalismo es el capitalismo.

Máquina a la venta

Y su precio

También puedes comprar un surtidor con toda la naturalidad

No he podido resistir la tentación y me llevo una pieza rara para mi colección, una botella de cristal de “Double Cola”. No conozco de nada la marca, aunque luego he brujuleado y he descubierto que la marca existe desde 1922 y que sigue existiendo al día de hoy (hay vida más allá de Coca Cola y Pepsi)

Imagen de internet

Y después de pagar nuestras compras, detalle americano que nos produce una sana envidia. Como es lógico, han notado que no somos americanos ni de lejos y además de interesarse por nuestra procedencia, nos han regalado un par de parches en tela de la bandera americana. Sin comentarios, como aquí.

Camino de “Iggy´s Dinner” encontramos la primera rotonda que hemos visto en lo que llevamos de viaje. Ya sabemos dónde ha ido a trabajar algún ingeniero español.

Y llegamos al “Iggy´s Dinner”, con su fachada metalizada característica. Reponemos fuerzas por 19,85$ más propina y seguimos hacia Kansas.

Fachada del “Iggy´s Diner”

Pero antes, a la salida de Carthage, paramos en el “66 Drive Inn”, un autocine en perfecto estado de funcionamiento.

“66 Drive Inn”

Entramos en Kansas y nuestra primera parada es en “4 Women on the route”. Antigua gasolinera denominada “Kan-O-Tex”, fue adquirida por cuatro mujeres que la han rehabilitado como atracción de la ruta, apoyadas en que en este lugar se encuentra la grúa que sirvió de inspiración a los guionistas de “Cars” para el personaje de “Mate”. Conocer a un famoso en persona siempre produce cierta emoción
😉

“Four Women on the Route” (Galena, KS)

Mate y nuestro Mustang, amigos para siempre

Continuamos hacia Riverton donde tenemos prevista una parada en “Eisler Bros” (Old Riverton Store), una tienda de ultramarinos que data de 1925 y que posteriormente ha incorporado la obliga tienda de recuerdos de la ruta a su oferta. Pequeño oasis en el camino, como un “7 Eleven” al estilo auténtico de la ruta.

“Eisler Bros”

Y llegamos a Baxter Springs, ciudad en la que durante la guerra civil, unos 100 soldados de la Unión fueron capturados y asesinados por William Quantrill´s (confederado). Se cree que Jasse James participó en la matanza como soldado confederado.

Aquí nos encontramos con el “Route 66 visitor centre”, ubicado en una reconstruida gasolinera de 1930 con la imagen de Phillips 66 que la adquirió ese mismo año (aunque no fue su promotor). Se puede ver exteriormente pero a las 14:00H locales, cierra.

“Route 66 visitors center” en Baxter Springs

También en Baxter Springs hay que ir al “Café on Route”, antiguo banco (“Crowell Bank”) atracado por Jesse James y Cole Younger en 1876.

“Cafe on Route”

Detalle fachada “Cafe on Route”

Y aquí acaba nuestro paso por Kansas. Entramos en Oklahoma, paraíso de los tornados, y nos dirigimos a Commerce donde nos encontramos en primer lugar con una reconstrucción o lo que es más probable, una gasolinera/tienda ambientada en la ruta. Buscaremos datos porque no la teníamos localizada previamente pero que lógicamente no pasamos por alto.

Después nos dirigimos al primero punto que sí formaba parte de la ruta prevista, el “Dairy King”, estación de 1925 convertida en cafetería.

“Dairy King”

Y justo enfrente la “Old Conoco Station”, una gasolinera casi de juguete, por su tamaño, por sus colores ,… sin duda una de las más bonitas de la ruta.

“Old Conoco Station”

Empiezan unas horas de luz espectacular para determinadas fotos (siempre y cuando te pille en la ubicación adecuada) pero si hay kilómetros por medio, lo que empieza es la hora de retirarse. A nosotros nos queda todavía un paseo así que ponemos rumbo a Miami (no al de la playa).

En los 60, el “Ku-Ku” se convirtió en una fórmula de éxito, extendiéndose con más de 200 puntos. Ese tiempo pasó y ya son pocos los gigantes Ku-Ku que adornan estos restaurantes.

“Wayland´s Ku-Ku”

Ya empiezan a encenderse los primeros rótulos, como es el caso de teatro “Coleman”, de estilo español, ubicado también en esta población.

“Coleman Theatre” (Miami)

Y ahora nos vamos a por un auténtico mito, absolutamente abandonado y de difícil localización por la ausencia de cualquier indicación e incluso referencia que facilite ésta en la mayoría de la documentación consultada. Hablamos del “Riviera Courts Motel”.
Se trata del primer motel que abre en la ruta. Con él se crea un nuevo concepto, el de aparcar el coche a la puerta de la habitación. Hoy apenas puede uno imaginarse, desde el otro lado de la verja, su antiguo esplendor.

“Riviera Courts Motel”

Gracias a la aplicación para iPhone/iPad, “Road Trip 66”, transitamos por tramos de tierra en dirección a Afton donde ya llegamos a la “Afton Station” con muy poca luz no pudiendo hacer fotos si nos es echando mano del trípode y una exposición larga.
Si llegas con la estación abierta puedes ver una colección de coches ubicada en el garage anexo. Si como nosotros llegas “a deshoras”, te tienes que conformar con verlos a través del escaparate.

“Afton Station”

Antes de llegar a Vinita, de nuevo la aplicación nos sopla la existencia de una pequeña gasolinera independiente que fotografiamos en una casi oscuridad total.

Gasolinera independiente

Antes de llegar a Claremore, objetivo del día, una parada en Vinita para ver el “Clanton´s Cafe”, al que dedicamos un rato, a pesar de estar cerrado, para fotografiar casi a oscuras. Si él nos está esperando desde 1927, nosotros no vamos a ser descorteses ahora.

“Clanton´s Cafe”

Y un paso final hasta Claremore donde hacemos noche. Nos quedamos en el “Claremore Motor Inn”, no lo conocemos pero la verdad es que ha cumplido perfectamente con nuestras expectativas.
El coste con wifi, impuestos y ya en euros: 64,16€

Demasiado para las pocas horas que lo utilizamos 🙂