Etiquetas

, , , , , , ,

Jornada del 16 de agosto de 2012

Empezamos el día por donde lo dejamos el anterior. Como no llegamos a tiempo de subir al Gateway Arch, después de desayunar, es nuestra primera visita.

Tempranito, accediendo a St. Louis desde nuestro motel a las afueras, no podemos decir que haya problemas de atascos. No sé si es habitual o pura suerte. De todas formas, nosotros no necesitamos a nadie para retrasarnos o dar vueltas. En el vídeo se ve perfectamente al final cómo nos dirigimos en dirección opuesta a la que indica el cartel, “Arch”. Hay que tener en cuenta que esta indicación es para turistas y nosotros conocemos otros atajos 😉

Tampoco encontramos colas y tras el control de seguridad, subimos en el primer convoy, apenas 10 minutos después de entar.

La subida es un poco claustrofóbica, dentro de una cápsula con cinco asientos en el que cuatro adultos vamos justos. El curioso sistema permite ascender por la curva del arco hasta la cúspide. Pero las vistas desde el mirador merecen la pena.

Para los escépticos, la foto que confirma que o somos unos fieras del photoshop, o de verdad estuvimos allí:

Sí, estuvimos allí

Nuevamente bajada en nuestra “cápsula”

Desde el arco y previa visita a la tienda oficial de recuerdos para pequeñas compras de rigor, entre ellas la de algún recuerdo para los fans de la página de facebook, paso por la gasolinera. Llenamos el depósito de gasolina sin plomo normal, por 45,49$ (12,5 galones). Aquí es fácil encontrar variaciones de más del 10% en gasolineras próximas.

Un vez tenemos el depósito lleno, nos lanzamos a la aventura de encontrar el puente que cruzaba el Misisipi y que era utilizado por los viajeros de la ruta, el “Old Chain of Rocks Bridge”.

No es fácil localizarlo y aquí, una vez más, ha jugado un papel importante la disponibilidad de conexión a datos para echar mano de todos los recursos de internet a nuestro alcance. De nuevo nuestra colaboración con Telefónica nos ha venido de lujo.

Finalmente, después de volver sobre nuestros pasos, de acceder por una carretera de tránsito limitado y de pasar un primer puente que puede llevarnos a la confusión, llegamos a “nuestro puente”.

Esta es la foto del primero que hay que franquear:

Puente previo al “Old Chains of Rocks Bridge”

Sorteado este primer paso, hay que continuar, a pesar de las advertencias de ser una carretera cortada, hasta el final, donde hay una pequeña explanada y nos espera “nuestro puente”.

Acceso al puente en sentido este-oeste (Illinois-Missouri)

El puente salva el caudaloso río Misisipi y pertenece a ambos estados. Toda una obra de ingeniería de la época. Inaugurado en 1929, actualmente solo está abierto al tráfico de peatones y bicicletas.

En el año 1975 se planteó incluso demolerlo al no prestar ya un servicio práctico, pero el coste de dicho trabajo, afortunadamente lo evitó.

Vista desde el puente

Water Intakes (tomas de agua) que se visualizan desde el puente

Es una lástima que la señalización para llegar a él sea tan pobre. Es de las visitas y de los silencios, desde mi punto de vista, imprescindibles para quien desee hacer la Ruta 66

Punto de división del puente entre los estados de illinois y Missouri

Continuamos ruta hasta el “Big Chief Dakota Steak House”, construido en 1929 ubicado en Grover Pond:

“Big Chief”

En Pacific, donde llegamos ya con una lluvia de cierta intensidad, localizamos el “Monroe´s Diner”, el “Red Cedar Inn” (actualmente cerrado y en venta), “Diamonds” y “Gardenway”. Pero antes de recorrerlos, parada en el “Monroe´s Diner” para reponer fuerzas.

“Monroe´s Diner”

Red Cedar Inn

El “Red Cedar Inn” fue construido por James y Bill Smith en 1934 operando ininterrumpidamente hasta 1972 cuando James Smith II, hijo de uno de los fundadores, se retiró. De nuevo se reabrió en 1987 por James Smith III. De nuevo se cerró en 2005 y al menos en agosto de 2012, así sigue y a la venta.

Diamonds

Gardenway

Antes de salir de Pacific, hemos “pecado” en una de las tantas extrañas tiendas, a medio camino entre venta de artículos vintage, antigüedades y “trasteros”.

No siempre es fácil encontrar el camino para seguir, a veces por falta de información, a veces por exceso.

Cruce “mu requetebién” indicado

A partir de aquí y hasta llegar a Stanton, podemos ver cantidad de vallas publicitarias de las Cavernas Meramec. Utilizadas durante la Guerra de Secesión y que se cree, sirvieron de escondite al forajido Jesse James. Desgraciadamente, no hemos podido disfrutar de toda la oferta de ocio, que sin ser propiamente de la ruta, se ofrecen a lo largo de ésta. Este es el caso de las cavernas, que se convirtieron en una de las grandes atracciones de los viajeros.

Vallas anunciando las Cavernas Meramec

Y claro, si tenemos escondite y tenemos forajido, tenemos museo de forajido (también en Stanton). Pero hemos venido a setas y seguimos a setas…

Rótulo del museo de Jesse James

En medio de una tormenta que va a más, hasta llegar a no ver nada, nos dirigimos Cuba, donde llegamos a Fanning 66 (www.fanning66outpost.com) ya casi sin visibilidad. Paramos más para guarecernos que otra cosa y la verdad es que es un sitio curioso que merece la visita.

Quizá con el coche parado no se percibe la intensidad, pero dentro del coche la visibilidad es muy baja y el agua y granizo suena como una caja de música:

Lo más llamativo, la enorme mecedora que tienen instalada. Además la tienda merece la pena darle una vuelta. Ya hemos descubierto que no hay tiendas caras o baratas en general. Lo que en una encuentras a mejor precio, en cambio no lo tiene en otras cosas, así que si veis algo que os haga ilusión, no lo dejéis pasar mucho. Chollos no vais a encontrar salvo contadas excepciones en camisetas porque tengan unos modelos en liquidación. Esto no es más que un discurso para justificar que aquí, volvimos a “pecar”.

“Route 66 Rocker Fanning 66”

Además, la tienda tiene una sala de tiro con arco y armería. Impresiona ver a la gente tirar con esos aparatos. Un rato de cotilleo cae, seguro.

Las tormentas son tormentas de verdad y no dejan nada para la siguiente aunque ya nos pilla como espectadores.

Y aquí las tormentas como llegan se van y dejan un día estupendo. Hemos tenido días de sufrir dos tormentas y en medio un sol estupendo y día claro.

En cuando ha empezado a aflojar, hemos continuado hasta Bob´s Gasolina Alley, que aunque cerrada, en el sentido de que no había nadie atendiendo, puedes disfrutar de un montón de material allí expuesto a tu alcance sin que nadie te moleste o ponga alguna pega.

“Bob´s Gasoline Alley”

“Bob´s Gasoline Alley”

En esta localidad también están trabajando en la restauración de una estación Phillips, de construcción característica.

Old Phillip´s Station

También en Cuba se ubica el “Wagon Wheel Motel”, construido en 1934 y ampliado en 1946. Nosotros dimos una vuelta por la recepción, que dispone de artículos personalizados a la venta, como la mayoría de los sitios que hemos visitado, y hablamos con la orgullosa dueña que nos recordó que se trata del motel más antiguo de la ruta. Es sin duda uno de los moteles que merece un descanso y si tu planificación del viaje te lo permite, pasar la noche.

“The Wagon Wheel Motel”

Recepción del “Wagon Wheel Motel”

Continuamos hasta la población de Rolla, de nuevo con lluvia, donde destaca el totem de “Totem Pole Trading Post”

Rótulo de “Totem Pole Trading Post”

En esta población, Rolla, se encontraba el motel-restaurante Zeno´s. Ya cerrado durante nuestra visita y derruido en octubre de 2012. Las dos fotos están obtenidas en internet.

“Zeno´s”

Trabajos de demolición de “Zeno´s”

 

Queda poco tiempo de luz, la lluvia intermitente y la sensación de oscuridad no ayuda, ni para localizar los emplazamientos que buscamos, ni para hacer las fotos que servirán para el libro y que llevan un tratamiento mayor, distinto al material que subimos a este blog. Además, acabamos de empezar como quien dice y ya llevamos un día de retraso, así que pitando hacia Lebanon, nuestro siguiente destino y donde debíamos haber finalizado el día anterior según la programación que llevábamos desde España (un imposible analizándolo sobre el terreno).

Allí teníamos como primer objetivo, localizar “Wrink´s Market”, tienda “ultramarinos” de toda la vida que abrió en 1946, tras tres generaciones y un período cerrada (de 2005 a 2007), actualmente la tienda presenta un aspecto de reciente desmantelamiento y su dominio en internet disponible. Una pena. Otro de los negocios que pasará pronto a formar parte ya solo de los libros de historia

“Wrink´s Market”

Después de una pequeña desilusión, una pequeña alegría. Llegamos a uno de los rótulos más bonitos de la ruta a mi entender. Y de noche!!!

Por un lado es mucho más espectacular y para eso fueron concebidos principalmente, para destacar en la oscuridad, pero también más difícil de fotografiar. Como es habitual, la foto no le hace justicia.

“Munger Moss Hotel”

Antes de acabar nuestra ruta prevista para hoy, localizamos el “Route 66 Museum”, que no podemos visitar por el horario, algo habitual, debido a que como hemos comentado anteriormente, los horarios de estos centros no siempre son compatibles con nuestro viaje ya que seguimos atravesando etapas hasta bastantes horas después de su horario de cierre. Pero confirmamos que el museo está, existe al día de hoy.

Y así se nos ha echado la noche y el cansancio encima. Como cada jornada a excepción de las dos que pasamos en Chicago y la primera de ruta, al acabar el recorrido empezamos a buscar nuestro hotel para pasar la noche, en esta ocasión El Best Western Plus “Coach House Inn” de Lebanon, ya que el que teníamos seleccionado previamente estaba completo. El importe de la habitación doble, 102,68$ incluidos impuestos y acceso wifi.

El aspecto del hotel, como podéis comprobar por la foto de la mañana siguiente, es muy recomendable.

Hotel “Best Western Coach House”

Anuncios